Contacte con nosotros

Detección de tuberías con Georadar

Cada vez es más frecuente enterrar conductos y redes de cableado. Por este motivo es esencial que antes de excavar una zanja se pueda detectar la existencia de cables o tubos en el subsuelo en el que se va a realizar la obra.

En Microzanjas ofrecemos el servicio de localización por

georadar

. El georadar o GPR por sus siglas en ingles “Ground Penetrating Radar”, es un equipo de alta tecnología que permite detectar tuberías y objetos enterrados. Una de sus ventajas más importantes es que es capaz de detectar tuberías metálicas y no metálicas, como por ejemplo, tuberías de hormigón y PVC. Con el georadar no solo se detectan sino que además se puede saber a qué profundidad se encuentran. Con estos equipos también podemos realizar el seguimiento de un cable o tubo a lo largo de kilómetros de distancia, para asegurarnos de que no se va a dañar ningún servicio enterrado a lo largo de todo el proyecto.

El georadar funciona a través de ondas electromagnéticas que se van propagando por el terreno hasta que detectan una zona u objeto cuyas propiedades electromagnéticas son diferentes respecto a adyacentes. La onda reflejada se recibe a través de la antena receptora y se registra en la unidad central para su posterior interpretación.

La profundidad de penetración depende de las condiciones del suelo y la antena empleada. Mientras más conductivo sea el suelo más se reduce la profundidad de penetración. En suelos arcillosos saturados puede que la señal no penetre más allá de 2 m, en cambio en suelos arenosos poco húmedos la señal puede penetrar hasta los 5-6 m.

El uso de esta tecnología proporciona valor añadido al proyecto gracias a la reducción de riesgos y a las consecuencias derivados de estos; rotura de servicios preexistentes en el momento de realizar una excavación o abrir una zanja.

detección de servicios por georadar detección de servicios por georadar

Contacte con nosotros


He leído y acepto los términos y condiciones