DESENROLLADOR DE BOBINAS EN RIEL RUNPOTEC AS900

864,00 +IVA

Hay 3 existencias

SKU: 10142

El desenrollador de bobinas en riel Runpotec AS900 ha sido diseñado pensando en la seguridad y eficiencia al desenrollar bobinas y tambores de cable pesados. Con una capacidad para manejar diámetros que van desde 450 mm hasta 2000 mm, este equipo destaca por su robusta estructura de alta calidad, construida con acero inoxidable y aluminio, garantizando una larga vida útil.

Características Principales del Desenrollador en Riel AS900

Estructura de Alta Calidad:

El desenrollador AS900 presenta una estructura robusta y duradera, fabricada con acero inoxidable y aluminio, proporcionando la resistencia necesaria para enfrentar las cargas pesadas asociadas con el desenrollado de tambores de cable de gran tamaño.

Rodillos de Apoyo de Alta Calidad:

Equipado con rodillos de apoyo de alta calidad y cojinetes de bolas, este desenrollador garantiza un desplazamiento suave y eficiente de los tambores, sin necesidad de mantenimiento adicional.

Amplio Rango de Tamaños:

Diseñado para adaptarse a diversas necesidades, el desenrollador AS900 puede manejar tambores de cable con diámetros que van desde 450 mm hasta 2000 mm, ofreciendo versatilidad en entornos de trabajo con diferentes tamaños de bobinas.

Freno Antivuelco para Cambio Rápido:

La inclusión de un freno antivuelco asegura que el cambio de tambores se realice de manera fácil y rápida, optimizando la eficiencia operativa y garantizando un entorno de trabajo seguro.

Diseño Estrecho de Dos Piezas:

El diseño estrecho de dos piezas permite el uso eficiente en lugares con limitación de espacio, proporcionando flexibilidad en la disposición de los desenrolladores en entornos de trabajo compactos.

Recomendado para Almacenamiento Contiguo de Bobinas:

Especialmente recomendado en situaciones donde las bobinas de cable se almacenan una al lado de la otra, el desenrollador en riel AS900 facilita el manejo de múltiples bobinas de manera organizada.

Peso de Desbobinado Recomendado de 800 kg:

Para garantizar un rendimiento óptimo y seguridad, se recomienda no exceder el peso de desbobinado de 800 kg, especialmente en el caso de tambores en mal estado.